13 consejos para las rutinas previas y posteriores al entrenamiento

Cuando reserva parte del día para priorizar su salud en el gimnasio, tiene sentido maximizar sus resultados siguiendo rutinas de ejercicios. No solo necesita saber qué ejercicios seguir a lo largo de la semana, sino que hay ciertas cosas que puede hacer con las rutinas previas y posteriores al entrenamiento.

A menudo, es fácil pasar por alto estas rutinas porque se distrae con otras actividades que se realizan en el día. Por ejemplo, su clase de ciclismo termina y salta de la bicicleta para ir a toda prisa a casa y poder recoger a su hijo de la escuela.

Pero tenga en cuenta que la forma física no comienza ni termina cuando toca el equipo de ejercicio. En cambio, puede ser más proactivo con respecto a sus rutinas de ejercicios implementando hábitos antes y después de su sesión de ejercicios.

Consejos para las rutinas previas al entrenamiento

Aquí hay algunas cosas que siempre debe hacer antes de comenzar su entrenamiento:

1. Dormir: siga un horario de sueño constante para que tenga la energía y la resistencia necesarias para cumplir con sus rutinas de ejercicio. Si te quedas despierto hasta tarde una noche, entonces podría ser difícil levantarte de la cama para tu entrenamiento matutino. Además, descansar bien tiene un impacto positivo en el equilibrio de las hormonas, mejora la salud en general y reduce los antojos que conducen a comer en exceso.

2. Hidrátate: no solo necesitas una botella de agua durante tu sesión de entrenamiento, sino que también debes ser proactivo con respecto a la hidratación antes de poner un pie en el gimnasio. Hidratarse antes de un entrenamiento puede contribuir a los altos niveles de energía que necesita para su sesión de ejercicio y el resto de su día.

3. Suplementos: ciertos suplementos previos al entrenamiento se pueden tomar 30 minutos antes de que comience el entrenamiento. Agregar suplementos a sus rutinas previas al entrenamiento lo ayuda a proporcionar a sus músculos los recursos que necesita para una energía óptima durante la sesión. Los suplementos previos al entrenamiento a menudo incluyen BCAA, vitaminas B, taurina y potenciadores de NO2.

4. Ropa: Invierta en la ropa, los zapatos y el equipo adecuados que se necesitan para el deporte de su elección. Por ejemplo, un sostén deportivo de apoyo es esencial para los corredores, mientras que el equipo de protección es necesario para los deportes de impacto como el fútbol. Además, un buen atuendo para hacer ejercicio puede ayudar mucho a que te sientas seguro en el gimnasio. Asegúrese de que su ropa sea cómoda e invierta siempre en buenos zapatos para proteger sus pies y articulaciones.

5. Calentamiento: diseñe rutinas previas al entrenamiento para ayudar a que sus músculos se calienten antes de entrar en las partes más intensas de su entrenamiento. Este calentamiento aumenta la temperatura corporal, apoya el rango de movimiento y prepara las articulaciones y los músculos para las actividades que está a punto de realizar. Un buen calentamiento es fundamental para disminuir el riesgo de lesiones.

6. Programación: prepárese para una rutina de ejercicios exitosa asegurándose de cumplir siempre con su compromiso personal de hacer ejercicio. Un consejo es escribir su entrenamiento en el calendario para que no deje que otras actividades conflictivas se interpongan en el camino.

Consejos para las rutinas posteriores al entrenamiento

Asegúrese de obtener los mejores resultados posibles reservando un poco de tiempo para estas rutinas posteriores al entrenamiento:

1. Hidrátese: sudar significa que su cuerpo está perdiendo agua, por lo que debe ser proactivo para reemplazar el agua inmediatamente después del entrenamiento. Tenga a mano un vaso de agua fría para poder beberlo cuando termine la sesión de ejercicio. O considere beber agua de coco o una bebida deportiva baja en calorías para reponer los electrolitos después de una sesión intensa.

2. Enfriamiento: No deje de hacer ejercicio demasiado repentinamente. En su lugar, disminuya su intensidad, para que el cuerpo tenga tiempo de volver a la normalidad. Por ejemplo, después de correr, use la configuración de «enfriamiento» de la máquina para correr para reducir la velocidad de correr a trotar y caminar.

3. Estírese: dado que sus músculos están calientes después de un entrenamiento, es el momento perfecto para estirarse para que pueda mantener la flexibilidad y la movilidad. Estirarse como parte de sus rutinas posteriores al entrenamiento puede acelerar su recuperación y reducir el dolor muscular. Además, tiene el beneficio adicional de un rango de movimiento mejorado, lo que podría reducir las lesiones en el futuro.

4. Dúchese y cámbiese: cuando tiene un día ajetreado, es fácil pasar a su próxima actividad sin tomarse el tiempo de cambiarse la ropa de ejercicio. Pero es esencial enjuagarse en la ducha y ponerse ropa limpia y seca para evitar brotes e infecciones de la piel.

5. Reposte: ha quemado muchas calorías, por lo que tiene sentido que tenga hambre. Tenga bocadillos saludables a la mano, para que no tenga la tentación de detenerse en un autoservicio en su camino a casa desde el gimnasio. Una barrita de proteínas, un batido, fruta fresca o un puñado de frutos secos pueden ser perfectos para frenar el hambre hasta la próxima comida. Los bocadillos son esenciales para mantenerte alimentado.

6. Suplementos: parte de sus rutinas posteriores al entrenamiento pueden incluir suplementos para potenciar su nutrición. Un suplemento fácil es usar proteína en polvo en una licuadora. Puede beber rápidamente la proteína y evitar los refrigerios no planificados después de la sesión de ejercicio.

7. Seguimiento: Tómese un momento para anotar su entrenamiento, incluida la fecha, la actividad, la duración de la sesión, la cantidad de repeticiones, etc. Anotar los detalles es una excelente manera de mantenerse responsable de sus rutinas de entrenamiento constantes. Si desea agregar otra fuente de responsabilidad, cree un rastreador digital que esté compartiendo con un amigo o familiar.

Un gimnasio de calidad que te encantará

Tener un buen gimnasio marca la diferencia en la calidad de tus entrenamientos. No solo necesita acceso a equipos de primer nivel, sino que también puede ser útil tener clases de acondicionamiento físico y entrenamiento personal disponibles. Agregue estas rutinas previas y posteriores al entrenamiento y estará listo para el éxito en su camino hacia la salud y el estado físico.

Si necesita ayuda para mantener la consistencia en su viaje de acondicionamiento físico, únase a Fitness Nation hoy. Nuestro gimnasio local es más que un lugar donde haces ejercicio. Nos esforzamos por crear una comunidad de personas con ideas afines. Visítenos para obtener más información sobre las membresías y los servicios de gimnasios disponibles.

Deja un comentario