Cómo el ejercicio puede ayudarlo a cuidar su salud mental

Sí, el cerebro es el conducto hacia una parte de nosotros mismos que permanece incuantificable, y la ciencia todavía mapea sus fenómenos relacionados hasta el día de hoy.

Y sí, también es un órgano real en tu cuerpo. Por eso también disfruta de los beneficios del ejercicio.

El ejercicio reduce los niveles de estrés en el cuerpo, lo que ayuda a reducir síntomas como la tristeza persistente, el bajo estado de ánimo, el letargo y la ansiedad. Al participar en él de manera consciente y regular, crea un bucle positivo entre su mente y su cuerpo, fortaleciendo su salud física y mental al mismo tiempo. Es por eso que siempre lo escuchas recomendado durante consejería de bienestar sesiones

Aquí hay algunas formas en que el ejercicio físico aumenta su bienestar mental:

  1. Mejora tu condición cardiovascular

El ejercicio aumenta el flujo de sangre al cerebro, lo que permite una eliminación más rápida de los productos de desecho, mayores niveles de oxígeno y nutrientes y, a su vez, mejores funciones cognitivas. Eso significa más regulación energética, mayor relajación, mejores estados de ánimo y una visión más amable de ti mismo. También tiene el efecto secundario de fomentar la liberación de hormonas que te hacen sentir bien, proporcionando una salida mucho mejor para tu respuesta al estrés.

  • Mejora la calidad del sueño

Cuando duermes bien, se mejora la capacidad de tu cuerpo para repararse a sí mismo del desgaste del día. Por supuesto, el cerebro es el que más se beneficia de este descanso prolongado de todas las tareas. Por eso es más probable que te sientas ansioso y estresado si no descansas lo suficiente.

Como se mencionó anteriormente, el ejercicio es una excelente manera de ayudarlo a dormir mejor. Fija el ritmo natural de tu cerebro para la actividad y el descanso, lo que te permite dormir más fácilmente una vez que terminas todas tus rutinas.

  • Reduce los sentimientos de aislamiento

El aislamiento es un factor masivo en muchas enfermedades mentales. La mayoría de ellos a menudo dejan a los pacientes con la sensación de que no tienen ningún recurso para el alivio de las personas que los rodean. O bien, pueden experimentar serias caídas en su nivel de disfrute y compromiso en la vida. Esto puede alentarlos a cortar sus lazos, lo que solo exacerba su situación y los atrapa en un bucle.

El ejercicio es una forma de romper ese bucle. En primer lugar, te anima a dejar tu propio espacio por un tiempo, al menos para hacer actividades más duras. Eso te permite acceder a muchos de los beneficios descritos en un punto anterior. En segundo lugar, proporciona una manera fácil de reconectarse con otros e incluso formar nuevos lazos. Seguramente encontrará personas que hacen ejercicio para su bienestar e incluso personas que pueden compartir los mismos problemas que usted.

  • Aumenta tu enfoque mental

Como se mencionó anteriormente, el ejercicio no solo fortalece el cuerpo sino también la mente, por lo que es crucial para salud mental. Aparte de los beneficios físicos, también te permite desarrollar tu valor, determinación, enfoque, confianza y autoestima. Las personas que hacen ejercicio también mejoran en la concentración y en el establecimiento y seguimiento de objetivos, lo que contribuye en gran medida a ayudar a los pacientes de salud mental a mantenerse en el camino del bienestar.

La relajación es esencial para su salud en general. Es la vía principal para liberar el estrés, que a la larga conduce a problemas físicos y mentales cuando se acumula. Naturalmente, el cerebro necesita su parte de entrada no estresante para mantener una producción saludable.

Puedes aprender a relajar tu mente con ejercicios físicos diarios frecuentes. Por ejemplo, el yoga implica ejercicios de estiramiento y respiración diseñados para ayudar a las personas a desarrollar un vínculo más estrecho con la mente y el cuerpo. Pero trotar generalmente también funciona. Encuentre un deporte o ejercicio específico que pueda adaptar fácilmente a sus capacidades y comience allí.

Además, recuerda que puedes recurrir a las cosas no activas que te encantan hacer para tranquilizarte. Leer un libro, limpiar poco a poco, encender una vela aromática o escuchar tu música reconfortante ayudan a la relajación.

  • Te distrae de los pensamientos negativos

Desafortunadamente, sumergirse en pensamientos negativos es común si sufre un problema de salud mental. Si bien estar triste o frustrado por tu situación es totalmente válido, alimentar esos pensamientos y sentimientos solo puede hacer que te quedes atascado en un estado de ánimo específico. Esto puede no resultar útil o incluso saludable a largo plazo.

El ejercicio te permite evaluar las cosas de una manera mucho más clara. Al permitirle dejar de lado sus sentimientos por un tiempo, le brinda una vía para ver las cosas desde una perspectiva más clara. Es difícil procesar los pensamientos cuando estás demasiado inmerso en ellos. Como dijo una vez un gran escritor, las cosas no siempre parecen terribles cuando las miras a la luz.

Tome pequeños pasos hoy

El ejercicio no solo es bueno para el cuerpo sino también para la mente. Ofrece una combinación de beneficios directos e indirectos que hacen que el viaje hacia el bienestar sea mucho más fácil para usted. De nuevo, no necesitas parecer un modelo de Instagram al final. Solo necesita encontrar la rutina que funcione para usted y construir a partir de ahí.

Vistas de publicaciones: 21

Fuente del artículo

Deja un comentario