Entrenamiento de fútbol para la agilidad

No hay duda de que los jugadores de fútbol deben ser rápidos y ágiles. El entrenamiento de la agilidad para los jugadores de fútbol es imprescindible y debe abordarse en todos los programas de entrenamiento de los equipos. En este artículo, discutiremos cómo el desarrollo de habilidades motoras ayudará a mejorar la agilidad.

Tienes que ser científico sobre tu enfoque. No es suficiente simplemente participar en un montón de ejercicios cardiovasculares que no hacen nada para desarrollar las habilidades motoras específicas necesarias para desempeñar mejor su posición determinada. Tienes que saber lo que se ha demostrado que funciona para aumentar la agilidad. Primero debe definir exactamente qué habilidades motoras está tratando de mejorar. Solo entonces puedes idear un programa eficiente para perfeccionarlos con ejercicios de agilidad.

Antecedentes de la ciencia del aprendizaje motor

Los movimientos motores tienen dos clasificaciones: abiertos y cerrados. Cada tipo exige un funcionamiento específico del sistema nervioso central (SNC). Cada uno también requiere interpretaciones muy distintas de la información del receptor, mecanismos de respuesta eficientes, recuperación de la memoria y estímulos neuromusculares.

El movimiento motor de bajo nivel, la motricidad cerrada, en esta situación de ejecución, es bastante estático. En otras palabras, se mantienen constantes y predecibles.

* Tienen puntos de inicio y parada definitivos.

* La retroalimentación neuromuscular al SNC tiene un papel muy pequeño en la ejecución del movimiento. Eso significa que hay muy poca participación de los propioceptores musculares para la corrección una vez que se inicia el movimiento.

* Un propioceptor muscular es un mecanismo de señalización en un músculo o una articulación que proporciona información al SNC sobre la idoneidad de un movimiento dado.

* El movimiento es autodirigido e iniciado desde la intención del atleta.

Algunos ejemplos de habilidades motoras cerradas son los golpes de golf, las pruebas de atletismo, el tiro con arco y el levantamiento de pesas. Verá, estas acciones son estables y predecibles, no hay mucha variación involucrada.

En el otro extremo del movimiento motor están las habilidades abiertas. * Estos son más complejos y requieren más retroalimentación de los propioceptores porque ocurren en situaciones no estáticas. * Por lo general, se necesitan ajustes de una fracción de segundo para ejecutar con éxito estos movimientos. El posicionamiento corporal incorrecto, la presión que anuncia daños y, por supuesto, los dolores agudos son algunos de los posibles escenarios de retroalimentación para movimientos incorrectos.

* También puede haber reacciones instantáneas en movimiento a partir de estímulos visuales y auditivos. Por ejemplo, un tercera base puede ponerse en movimiento inmediatamente después de una proyección de una fracción de segundo del contacto de un bateador con una bola lanzada. Además, un jugador de baloncesto puede responder inmediatamente a una señal vocal de un base.

* Las habilidades motrices abiertas se denominan habilidades de «ritmo forzado» debido a las condiciones en constante evolución en las que ocurren. Se requieren acciones y reacciones instantáneamente precisas para un éxito óptimo.

Obviamente, las habilidades motrices abiertas requieren un tipo de acondicionamiento diferente y más avanzado para su desarrollo. Puede ser una ciencia compleja solo para discernir las habilidades motoras específicas del deporte que se deben desarrollar. El entrenamiento de agilidad para el fútbol varía según la posición jugada y las habilidades naturales de los jugadores. Además, se deduce que hay un número infinito de escenarios posibles que podrían o no ser lo suficientemente específicos para la tarea como para ser beneficiosos al realizar el entrenamiento de agilidad para el fútbol.

En esencia, la agilidad es la capacidad de cambiar de dirección. Esto no se aplica simplemente a toda la dirección de su cuerpo, sino también a áreas o partes específicas de su cuerpo. Un ejemplo sería un receptor abierto que salta por el aire, mira hacia atrás por encima de sus propios hombros, observa que la pelota se dirige hacia él, mantiene su altitud al máximo, extiende sus manos en alto alrededor de su costado derecho mientras anticipa y se prepara para una colisión eminente con un oponente que se aproxima. Este es un evento constante.

El entrenamiento de la agilidad para el fútbol se considera el elemento general más importante del régimen de entrenamiento de un jugador. El entrenamiento de agilidad también debe variar de una posición a otra. Por ejemplo, un back defensivo puede cubrir de 10 a 15 yardas en cada jugada del juego, mientras que un liniero ofensivo nunca puede moverse más de 5 a 10 yardas en una jugada determinada. Hay posiciones de habilidad y posiciones de poder en el juego y cada tipo debe entrenar para la agilidad de manera diferente.

Aquí hay algunos ejercicios básicos de entrenamiento de agilidad para el fútbol:

W – Patrón Los conos se colocan en forma de W alargada (a unos 10 o 12 metros de distancia). Los jugadores corren en línea recta de cono a cono. El enfoque se concentra en arranques y paradas rápidos.

Mezcla lateral Tome una docena de conos y colóquelos aproximadamente a 5 yardas de distancia, 1 yarda uno frente al otro. Realice una baraja lateral a través de los conos con una velocidad óptima. Sin cruzar los pies. Manténgase cerca del suelo.

Figura 8 Shuffle 2 conos se colocan aproximadamente a 2 yardas de distancia. Moviéndose alrededor de los conos, su atleta de fútbol hace 6 movimientos aleatorios, en un patrón de figura 8. A continuación, se invierte la dirección de la mezcla y se repiten las mezclas.

Estas son solo algunas de las variedades ilimitadas de ejercicios de entrenamiento de agilidad para el fútbol. Se pueden utilizar muchos otros ejercicios y patrones de movimiento. Lo importante que debe recordar es que se está preparando para responder instantáneamente a cualquier número de estímulos externos impredecibles. Tienes que mantener tu mente abierta a los estímulos visuales y las órdenes auditivas, así como a las presiones y señales físicas. El entrenamiento de agilidad para el fútbol es uno de los entrenamientos más importantes que realizan los jugadores. debe practicarse durante todo el año.

Deja un comentario