La conexión entre la autoestima y el pensamiento positivo

Las personas con baja autoestima tienen dificultades para adoptar una visión positiva de la vida. Las experiencias de la infancia juegan un papel importante en el desarrollo de la autoestima, aunque la autoestima también es una mezcla de sus logros externos y su confianza interna. La buena noticia es que cualquiera puede mejorar su autoestima y mantener una perspectiva positiva del mundo.

Primero, necesitas trabajar en tu autoimagen.

Autoimagen y éxito

El atributo más común que encontrarás entre las personas exitosas es una actitud positiva. La conclusión es que las personas seguras de sí mismas y exitosas, todas (o casi todas) muestran una actitud positiva.

Sin embargo, no es algo que simplemente muestren. Es algo que impregna su propio ser, algo que irradia de ellos. La positividad es una respuesta automática a una situación dada; este proceso de pensamiento es lo que son.

Esta actitud positiva se deriva de la confianza en sus propias capacidades y habilidades. Saben que tienen las capacidades para lograr sus objetivos. Tienen una imagen positiva de sí mismos.

La autoimagen se basa en cómo te ves a ti mismo en comparación con la sociedad en su conjunto.

Más específicamente, se basa en estos factores:

  • Cómo ves tus debilidades y fortalezas

  • Cuánto atesoras tus creencias y ética personal

  • Cómo ve y acepta su apariencia física

  • Cómo percibes que los demás te ven

  • Qué tan bien mantienes una buena higiene

Alguien con una imagen propia fuerte y positiva piensa muy bien de sí mismo como persona, así como de sus habilidades y capacidades. Un comentario negativo de otra persona no puede influir en esta opinión. Un error que cometan no influirá en esta opinión. No pueden ser aplastados por el rechazo. Estas son las personas que tienen más éxito en la vida y su visión positiva de sí mismos generalmente se extiende a su visión del mundo y de la vida.

Mejorar tu autoimagen

Muchas de las siguientes sugerencias son más fáciles de decir que de hacer, pero con verdadera dedicación, puedes hacer que sucedan en tu vida. Estos consejos lo ayudarán a convertirse en un pensador más positivo, lo que a su vez desarrollará su propia imagen y autoestima.

  • Evalúa tu visión de ti mismo: Explora cómo te sientes realmente acerca de ti mismo. Esto puede requerir llevar un diario de los procesos de pensamiento y reacciones del día a día hacia otras personas y situaciones de la vida. Es importante identificar y tomar conciencia de cómo te sientes realmente contigo mismo. Por ejemplo, ¿experimenta ansiedad intensa cuando tiene una primera cita? Esto puede indicar que te falta confianza en cómo te ves o en quién eres. ¿Siempre necesitas que alguien te felicite? Esto puede significar que necesita una validación externa y que la suya propia no es suficiente.
  • Haz una lista de tus mejores rasgos: Esto no solo le brindará una gratificación instantánea mientras se sienta y reflexiona sobre sus características admirables, sino que será una evidencia física a la que puede recurrir cada vez que se sienta deprimido.
  • Rodéate de amigos y conocidos positivos: Sin saberlo (o para algunos, a sabiendas) te alimentas de los que te rodean. Al rodearte de personas positivas, te volverás más positivo.
  • Aprende a recibir cumplidos: No rechaces los cumplidos ni te digas a ti mismo internamente que no son ciertos porque estás dañando tu propia imagen. Una vez que comience a aceptar cumplidos, inconscientemente se dará cuenta de que posee rasgos positivos.
  • No te compares con otras personas: Las comparaciones solo despiertan celos y derrota. Dañarás continuamente tu propia imagen al compararte con los demás.
  • Elija una actividad social o profesional que le interese: Esto te ayudará a descubrir nuevos talentos e intereses. Además, te ayudará a formar nuevas conexiones con personas positivas.
  • Aprende a decir no: Al permitir que otros se aprovechen de ti, inconscientemente estás disminuyendo tu valor. A veces hay una delgada línea entre ayudar a los demás y dejar que se aprovechen.
  • Fortalécete intencionalmente sobre una base regular: Dite cosas positivas a ti mismo con regularidad, como «Estoy genial porque ____». Sin duda mejorará su autoimagen.
  • Servir a la sociedad: Hay un gozo significativo que experimentamos cuando servimos a los demás. Dar el primer paso para salir de su camino para servir es difícil, pero una vez que dé el paso, desarrollará su autoestima a medida que ayuda a los demás.

Trabajar la autoestima es un proceso frágil; la asistencia de un profesional de salud mental calificado puede ser una gran ventaja durante el viaje. La terapia tiene esta cualidad mágica de facilitar epifanías de forma natural a través del proceso de hablar, y un buen terapeuta tiene la habilidad de guiarlo en la dirección correcta para inducir una profunda autoconciencia.

Una fuerte autoestima conduce a una perspectiva positiva de la vida, y viceversa, los pensadores positivos tienen una fuerte autoestima. Aprenda a pensar de manera más positiva y a desarrollar su autoestima, y ​​la vida se volverá mucho más significativa y placentera.

Deja un comentario